Guía de depuración y rejuvenecimiento.

De la misma manera que necesitas unas vacaciones del trabajo, tu cuerpo necesita un descanso de vez en cuando. Especialmente cuando te sientes cansada, pesada o simplemente agotada.

Tabla de contenidos

La depuración es un proceso natural.

 Nuestro cuerpo  neutraliza y elimina las toxinas a través de los órganos principales, como el colon, el hígado, los riñones y los pulmones.

Nuestro cuerpo hace naturalmente este proceso de depuración todos los días siendo, de hecho, una de las funciones básicas de nuestro sistema biológico. Pero, ¿qué sucede si nuestro sistema de autolimpieza está sobrecargado debido al estilo de vida poco saludable que normalmente llevamos y a la exposición continua de las toxinas presentes en el medio ambiente?

¿Qué es la depuración?

Según los estudios de curación, la desintoxicación a través de programas especiales de limpieza puede ser el eslabón perdido para la prevención de enfermedades como la artritis, el diabetes, el síndrome de fatiga crónica y especialmente para las enfermedades de inmunodeficiencia como el cáncer.

Una dieta cargada de productos químicos, con un exceso de proteínas animales, demasiada grasa saturada, cafeína y alcohol altera radicalmente nuestro sistema biológico interno.

Incluso si tu dieta es buena, una limpieza puede restaurar tu sistema inmunológico y ​​​protegerte contra las toxinas presentes en el medio ambiente, las bacterias, virus y parásitos portadores de enfermedades.

Test Detox

¿Necesitas una depuración?

Responde a este test:

  • ¿Te sientes cansada y baja de energía?
  • ¿Te sientes hinchada o estreñida?
  • ¿Has ganado peso aunque estas comiendo la misma cantidad de comida?
  • ¿Ha empeorado tu digestión? (Una señal de que tu cuerpo no está usando bien sus nutrientes)
  • ¿Tu pelo y tu piel están estropeados y no se ven saludables?
  • ¿Con frecuencia te aparecen úlceras en la boca, infecciones por hongos, infecciones urinarias o alergias inusuales?
  • ¿Te cuesta concentrarte o pensar con claridad?

Los principios de la salud Celular

Los principios de esta guía se basan en comprender la composición de nuestros cuerpos y lo que constituye exactamente la salud.

¿Qué es la salud?

Hoy en día asociamos el concepto de salud a la idea de “un estado libre de enfermedad o lesión” aunque es mucho más que eso. Pero ¿qué es exactamente?

La salud es el bienestar físico y mental, la sensación de fuerza, vitalidad y bienestar. La salud es energía. El mismo cuerpo es un sistema energético. Los órganos son simplemente agrupaciones de células con patrones de vibraciones idénticos. Una interrupción de dicha energía celular se denomina “enfermedad”.

Entonces, si la falta o la interrupción de la energía es la causa de enfermedad, estar libre de enfermedad significa tener energía y la salud es energía.

Pero si la salud es energía, ¿de dónde viene esta energía?

La energía proviene de las pequeñas centrales eléctricas en el cuerpo llamadas células, de las cuales en este momento hay más de 75 trillones trabajando juntas para producir la vida (Hendler, 1990).

En estas células se procesan todos los nutrientes de nuestros alimentos, se eliminan los desechos y se produce energía. Por lo tanto debemos individuar qué es lo que hace que nuestras células no solo sobrevivan, sino lo que es más importante, que prosperen. Para encontrar la receta definitiva de una buena salud, tenemos que analizar qué es lo que cada célula de nuestro cuerpo necesita para prosperar.

Tiene sentido, entonces, que para maximizar nuestra salud general y mantener nuestro peso óptimo debamos maximizar el funcionamiento y la eficiencia de cada una de las células de nuestro cuerpo, ayudando así a prevenir el envejecimiento de nuestra piel, huesos y otras enfermedades degenerativas.                               

Una de las maneras más fáciles y eficientes de maximizar este funcionamiento y mejorar nuestra salud es a través de la elección de los alimentos que tomamos.

Alimentos, cuerpo y pensamientos depurativos

Sobre la premisa de que la salud es directamente proporcional al estado de energía del cuerpo y salud celular, así mismo hay alimentos, terapias y prácticas efectivas para activar el sistema de curación del cuerpo. Terapias y prácticas que no solo han sido avaladas por la comunidad científica moderna, sino que también han demostrado su valía y han sido transmitidas a lo largo de la historia por culturas y pueblos como los hunzans, okinawenses y abjasianos entre otros. (Ver estudios en el gran libro “Healthy” de John Robbins)

El poder de estos alimentos curativos, con la integración de prácticas de hábitos saludables como el yoga y el mindfulness, son herramientas esenciales que nos ayudarán a mejorar y mantener nuestro estado de salud.

Curar con alimentos

Varios estudios clínicos han concluido que la nutrición juega un papel central en la prevención de enfermedades y la restauración de la salud. Los estudios sobre las propiedades farmacológicas naturales en los alimentos muestran una gran cantidad de pruebas que respaldan el hecho de que nuestras dietas también pueden nutrirnos y curarnos. La nutrición de alimentos integrales permite que el cuerpo use su natural capacidad restauradora para curarse a sí mismo.

Existe una gran cantidad de evidencias e investigaciones documentadas de personas de todo el mundo que se curan a sí mismas utilizando terapias nutricionales. El cáncer, la artritis, la diabetes, los problemas cardíacos y otras enfermedades crónicas se han tratado con éxito al permitir que las células se desintoxiquen y, posteriormente, distribuyan suficientes nutrientes a las células del cuerpo mediante alimentos saludables y funcionales.

Mejorar la forma en que comemos y mejorar nuestros hábitos de vida son de las cosas más importantes que podemos hacer para que nuestra calidad de vida presente y futura sea más saludable.

👉Baja la guía completa de alimentación détox gratis

Beneficios de una limpieza de mente-cuerpo

✓ Al eliminar los desechos de tu cuerpo, perderás exceso de peso.

✓ Mejorarás y aumentarás de inmediato tu vitalidad y tus niveles de energía.

✓ Mejorarás tu circulación a través de la purificación del hígado, riñón y sangre.

✓ Te sentirás con mayor claridad mental.

✓ Al cambiar los hábitos alimenticios poco saludables, tu estómago se deshinchará y mejorará la digestión.

Existen muchos productos y programas de desintoxicación. Pero para empezar te recomiendo un programa que no sea demasiado extremo y que no te deje muerta de hambre.

La incorporación en nuestra dieta de alimentos ricos en fibras como el  arroz integral o una limpieza a base de zumos de vegetales da como resultado una desintoxicación de las toxinas presentes en nuestro cuerpo ayudando así a que nuestro organismo se limpie de manera efectiva. 

Una limpieza de 2 o 3 días es una excelente manera para empezar a preparar el organismo y ponerlo en condiciones de seguir una dieta saludable. Si, por ejemplo, a nuestra dieta le añadimos arroz integral, que es rico en fibra, éste ayudará a eliminar los desechos acumulados en el cuerpo, estimular la pérdida de peso y acumulación de celulitis además de equilibrar la función tiroidea que es la que ayuda a metabolizar la grasa. Por otro lado, la introducción de zumos de vegetales en nuestra dieta nos ayudará a crear enzimas concentrados y nutrientes necesarios para que las células del cuerpo ayuden en el proceso de desintoxicación.

Antes de empezar - Planifica tiempo para ti misma.

Este es el momento para prestar atención a tu cuidado personal y dedicar tiempo para ti misma. 

Bloquea dos o tres días completos en tu agenda (puede ser un fin de semana) y no hagas planes ya que estarás dedicando tiempo para mejorar y potenciar tu salud.

Y disfruta de este tiempo, relájate y busca estar libre de estrés.

Estrategias 

  1. Recluta a una amiga o amigo o a tu pareja

Si ves que sola va a ser complicado, entonces busca a alguien con quien empezar. Tómate un momento agradable para charlar, relajarte, estirarte, practicar yoga junt@s y disfrutar de una comida nutritiva con un buen amig@. Será una gran experiencia para amb@s.

  1. Informa a tu pareja y familia

Háblale a tus seres queridos e incluso a tus amigos de tu fin de semana détox, para que puedan apoyarte con este ‘tiempo para ti misma’.

  1. Reflexiona y establece intenciones.

Es muy poderoso establecer intenciones para ayudarte a mantenerte concentrada. Piensa en lo que te gustaría lograr con la desintoxicación. ¿Bajar tu estrés? ¿Recargar energías? ¿Restablecer tu dieta? ¿Mejorar tu sueño y descanso?

  1. Escribe 5 metas que quieres lograr en los próximos 6 meses para mejorar tu salud física y mental.
  2. Elige recetas y haz una lista de la compra.

En esta guía de alimentación encontrarás todas las herramientas y un programa para empezar tu depuración. 

Crea tu propio programa détox

Junto con lo descrito anteriormente, todas las sugerencias a continuación te ayudarán a armar tú misma un programa de uno a varios días de depuración físico-mental.

✓ Antes de tu comida principal del día, haz una sesión de yoga de media hora a 1 hora. Te ayudará a estimular la glándula tiroidea (que regula el metabolismo) o al menos haz unos estiramientos simples.

También puedes hacer otras actividades físicas como:

✓ Una caminata enérgica de 60 minutos en un lugar que te resulte agradable como una playa o un parque.

✓ Nadar durante 30 minutos.

✓ Usar la sauna o la sala de vapor después del ejercicio para aumentar la circulación y ayudar al proceso de eliminación de toxinas a través de la piel.

 ✓ Durante la ducha realizar 5 minutos de cepillado (exfoliación corporal). Esto aumentará la circulación y te ayudará a eliminar la grasa en exceso de la piel.

✓ Recibir un masaje: cualquier tipo de masaje es bueno para que la sangre fluya.

✓ Comenzar el día con 5 minutos de meditación. Para sentirte tranquil@ y relajad@.

✓ Ejercicio de respiración simple: con cada inhalación, visualiza el oxígeno que entra en tus pulmones y el torrente sanguíneo y con cada exhalación visualiza cómo las toxinas salen de tu cuerpo.

✓ Evita el café, el té negro, el alcohol, el tabaco y los dulces. Toma té verde y jugo de limón para ayudar  el proceso de eliminación de desechos del hígado.

✓ Elimina tu consumo de carne y lácteos durante el período de limpieza y empieza así a reducir su consumo.

✓ Bebe al menos 2 litros de agua (preferiblemente con polvo de hierba de trigo o cebada) todos los días para ayudar a limpiar el sistema. Es importante no beber agua durante las comidas ya que diluye los enzimas digestivos ralentizando así el proceso de asimilación de nutrientes. Bebe agua 30 minutos antes de comer y luego espera una hora o más antes de volver a beber.

✓ Usa productos naturales para el cuidado del cuerpo, incluyendo pasta de dientes natural, loción corporal y desodorante (sin aluminio ni fluoruro). Nuestra regla es que, si no puedes comerlo, entonces no deberías ponerlo en tu cuerpo.

✓ Incluir una limpieza de colon con enema. Asegúrate de tomar un buen suplemento pro-biótico después de cualquier enema. Consulta un hidroterapeuta de colon, un nutricionista o neurópata que te podrá asesorar mejor sobre estos temas.

Enhorabuena, has terminado de leer la guía!

¿Te ha gustado? ¿Quieres profundizar y saber más? ¿Aprender y adquirir herramientas para actuar cambios positivos en tu vida y en tu día a día?

¿Si? ¡¿Te atreves?!

Entonces echa un vistazo a los viajes, formaciones y escapadas détox que hemos diseñado y creado. Vivirás unas experiencias únicas y transformadoras.

Leave a Comment

Share this post